C/ Villanueva, 12 1B - 28001 Madrid - info@maclac.es

Síguenos en

Blog

“Holland Green”, por OMA + Allies & Morrison

Hoy hablamos de un ejemplo de vivienda colectiva que nos encanta: “Holland Green”, diseñado conjuntamente por OMA (el estudio holandés del arquitecto Rem Koolhaas) y los de la firma británica Allies & Morrison.

El edificio está ubicado en el Reino Unido, en el distrito londinense de Kensington. Se trata de una rehabilitación del antiguo Instituto de la Commonwealth añadiendo a su alrededor tres bloques residenciales de nueva planta. La construcción de estas viviendas ha ayudado a financiar el proyecto que, además, es la nueva sede del Museo de Diseño desde finales del pasado año 2016.

Holland Green es un conjunto de viviendas que se organiza en tres cubos exentos de diferentes alturas, con fachadas de piedra caliza, balcones prominentes y ventanas verticales. Las líneas rectas de los bloques destinados a ser residencias contrastan con la geometría hiperbólica de la cubierta de cobre de la sala de exposiciones principal del antiguo centro cultural de la Commonwealth, construcción levantada en la década de 1960 por Robert Matthew, Johnson-Marshall and Partners (RMJM).

Holland Green desde dentro.

Incorporando una nueva fachada dotada de cristal, muy parecida a la original, la renovación otorga al edificio (cuyos interiores llevarán la firma de John Pawson) de hasta tres veces más espacio que en su edificio anterior en Shad Thames, el cual fue comprado por Zaha Hadid para albergar sus archivos.

Cada fachada residencial es una mezcla de dos tipos diferentes: una es una serie de ventanas verticales y la otra es, en esencia, una expresión de la grilla estructural de los edificios. Esta última ofrece a los apartamentos magníficas vistas y espacios al aire libre, incluyendo las terrazas de los pisos superiores. Los dos tipos de fachada coexisten en una relación que parece ser casual o por accidente. La adición de skyboxes da un toque de plasticidad a los volúmenes, lo que permite que algunas de las viviendas se extiendan fuera del perímetro del edificio, reorientando la vista a la propia fachada.

Belleza desprendida a última hora de la tarde.

Bajo esta construcción, se encuentra el sótano, que conecta las tres viviendas y el museo en un mismo nivel de servicio. El acceso al aparcamiento y al almacén es privado y exclusivo de las residencias, junto con el acceso al servicio del Museo del Diseño. Este sótano también cuenta con una serie de instalaciones colectivas para los residentes, como una piscina tipo spa iluminada por el cielo, un gimnasio y un cine.

Fachada del Holland Green.

Añadir comentario